Volver
Curculio Nucum Marca: Curculio Nucum

Crema de Garrofa Baix Camp (200g)

El Curculio Nucum es la crema de algarroba del Baix Camp, se presenta como una alternativa sana, buena y de proximidad a las cremas de chocolate. Sin azucar, sin aceite de palma, sin gluten, producto vegano.
Ref. CREGABC
EAN13: 08041986
Stock: Sin stock Sin stock
Precio: 4,95 €
( IVA Incluído )
Contáctenos
  • Etiquetes productes: Sin Gluten! Etiquetes productes: Sin Gluten!
  • Etiquetes productes: Sin azucar Etiquetes productes: Sin azucar
  • Etiquetes productes: Producto vegano Etiquetes productes: Producto vegano
  • Etiquetes productes: Sin Lactosa Etiquetes productes: Sin Lactosa
  • IVA incluido
  • Contacto 934199053
Ingredientes: Harina de garrofa (30%), Miel, Aceite de oliva y avellana tostada

Os dejamos la entrevista a Adrià, el creador de este producto tan bueno, tan original y sobretodo tan saludable:

—¿Qué es Curculio Nucum? 
—Es una crema de algarroba para untar y una alternativa saludable a las cremas de cacao industriales que lo único que llevan es azúcar y palma.


—¿Qué ingredientes tiene? 
—Yo digo que es la alternativa buena y de casa en el petróleo industrial de azúcar y palma. La crema de algarroba del Baix Camp está hecha con algarroba, que es el principal ingrediente. Las cremas industriales llevan primero azúcar y aceite, y el cacao y las avellanas son lo último. Mi crema lleva algarroba, miel, aceite de oliva y avellana. Todo, procedente del Baix Camp. La algarroba, el aceite y la avellana son de cooperativas, y la miel de una empresa familiar donde la trabajan de una manera no industrial.

—¿Por qué ha escogido este nombre para la crema? 
—El Curculio Nucum es un pequeño insecto que pica la avellana. Puse su nombre como homenaje primero a las avellanas de la Selva, pero también al pueblo. Los Diables de la Selva tienen como bestia de fuego un Diabló, que es el nombre con que se conoce el Curculio Nucum. También hay un punto de reivindicación, porque el Curculio Nucum es una plaga, hace daño a las avellanas, y de hecho muchos campesinos me preguntan por qué he escogido el nombre de un insecto así, pero para mí hay lugar|sitio para todo el mundo en este mundo, es como lo que pasa con los lobos y el oso en el Pirineo. El problema es si hay muchos, pero si no, hay avellanas para todos. Hoy ya casi ya no se trata contra el Curculio, porque el porcentaje de avellanas picadas es tan bajo que casi no les hace daño.

—¿Por qué se decidió a elaborar esta crema? 
—Aquí la crema de algarroba se había conocido en tiempos pasados. En la posguerra el chocolate de algarroba era un producto de baja calidad, para la gente que no podía pagar el chocolate. Las personas mayores me dicen: ‘había comido de pequeño, era malísimo’. Pero yo no hago eso, yo hago un producto bueno y sano. Trabajo como un chocolatero trabajaría el chocolate para hacer un producto de calidad. Empecé a hacerla porque había trabajado en una tienda donde veníamos una crema de algarroba holandesa. La algarroba es endémica del Mediterráneo, y un día los llamé para preguntarles de dónde la sacaban. Me dijeron que la compraban en Tarragona, y pensé que no puede ser que estemos comprando crema de algarroba hecha en Holanda con algarrobas de Tarragona, y además elaborada con aceite de palma, ecológico supuestamente, y azúcar refinado. Aquí tenemos aceite de oliva, miel, algarrobas y avellanas, ¿por qué tenemos que consumir productos del otro lado del mundo, hechos con ingredientes turcos, de Malasia, de Rusia? Y cuándo nutricionalmente tienen una calidad discutible.

—¿La algarroba es un alimento con grandes propiedades nutricionales? 
—Es de la familia de las legumbres, y como todas las leguminosas tiene mucha proteína. Además, es una proteína de muy buena calidad, contiene proteínas esenciales. Una es el triptofán, precursor de la serotonina y por lo tanto es imprescindible comer en cantidades suficientes. Eso sólo lo encontramos en la carne o en las legumbres. Por lo tanto, la algarroba es muy buena para dietas vegetarianas. Aparte, tiene muchos minerales, como el calcio, el hierro y el magnesio, y además lleva|trae vitamina D, responsable de la absorción del calcio. Los azúcares que lleva son los que podríamos encontrar en la fruta, de muy buena calidad, y que no tienen nada que ver con el azúcar refinado. También lleva mucha fibra, a pesar de tener la fama que restringe, así como taninos, que son antioxidantes y actúan contra el colesterol.

—¿Esta crema es indicada para los niños? 
—Sí, es una alternativa a las cremas de cacao que no aportan nada de positivo. Además, por el calcio y las propiedades de la algarroba, es muy indicada en los procesos de crecimiento.

—¿Quien lo ha probado, qué dice? 
—Se sorprende mucho, y sobre todo cuesta mucho de creer que no lleve cacao.