Volver
Biospirit Marca: Biospirit
-7% -7%

Sirope de agave bio 420 g Biospirit

Sirope de ágave de cultivo ecológico. El sirope de ágave es un edulcorante natural y una excelente alternativa al azúcar, gracias a su aroma neutral, sus características nutricionales y su versatilidad. Es un 30% más dulce que el azúcar refinado y solo tiene la mitad de calorías.
Ref. SIRAP
EAN13: 8429837011997
Stock: Sin stock Sin stock
Precio original: 4,84 €
Descuento: 0,34 €
Precio: 4,50 €
( IVA Incluído )
  • Descuento 0,34 €
  • IVA incluido
  • Contacto 934199053

Sirope de ágave de cultivo ecológico. El sirope de ágave es un edulcorante natural y una excelente alternativa al azúcar, gracias a su aroma neutral, sus características nutricionales y su versatilidad. Es un 30% más dulce que el azúcar refinado y solo tiene la mitad de calorías. Se puede utilizar para endulzar directamente yogur, bebidas o para hacer pasteles, galletas y otros postres.

Es normal que a muchas personas les guste el sabor dulce. No es de extrañar, ya que solo con nacer, y a lo largo de los primeros meses de vida, es el primer sabor que nos ofrece la naturaleza gracias a la leche materna o, en su lugar, las leches infantiles adaptadas. En la medida en que los bebes se van haciendo mayores se les introducen otros alimentos y con ellos otros sabores, y así paulatinamente, hasta llegar a la etapa adulta en que sabemos reconocer el sabor dulce, el sabor salado, el sabor amargo, el sabor ácido.... pero en la mayoría de nosotros el dulce tenderá a ser el sabor más apetecible ya que nos recordará instantes muy placenteros de nuestra primera infancia.

Usar ingredientes dulces en nuestra alimentación con responsabilidad y buen criterio hará que podamos disfrutar toda la vida de tan caprichoso sabor. Por esto, escoger edulcorantes naturales que al mismo tiempo nos aporten nutrientes será una de las mejores opciones. El Sirope de Agave es uno de ellos.

El agave es una planta, también conocida con el nombre de Maguey. Es originaria de México. El sirope se elabora gracias a la savia que contienen las hojas de la planta. Una de las principales características del sirope de agave es su poder edulcorante, dos veces más que el azúcar común. Puede ser tolerado por diabéticos ya que con muy poca cantidad se endulzan los alimentos, aun así su consumo debe ser moderado. También es rico en sales minerales como el sodio, el hierro, el potasio y el magnesio. El sirope de agave tiene muchos usos culinarios ya que sirve para elaborar tartas, mermeladas, galletas, pasteles… y para endulzar infusiones o incluso la leche de los niños.

A nivel familiar es una buena propuesta para sustituir el azúcar común. Si nos interesa tener en casa un buen sirope de agave es mejor comprarlo en establecimientos de confianza y comprobar que estén debidamente etiquetados ya que existe la posibilidad que estén adulterados y no sean cien por cien puros. Los siropes de origen ecológico ofrecen garantía de sabor y calidad para que todos podamos disfrutar de tan delicioso edulcorante natural.